martes, 31 de julio de 2018

Rectificar es de sabios

  A lo largo de mi vida he cometido bastantes errores, y a mis 20 años actuales soy consciente de que iré cometiendo más, porque soy un ser humano y, como tal, este aprende a base de fallos. Pero no por ello hay que sentirse culpable ni acribillarse, actos a los que solemos tender las personas perfeccionistas. En mi caso, me gusta hacer cualquier tarea de la mejor forma posible, porque siempre se puede mejorar; pero también tengo la mala costumbre de alcanzar la completa perfección y de sentirme mal conmigo misma si no logro tal meta.

martes, 10 de julio de 2018

La cara oculta de la luna

    Muchos probablemente se pregunten por qué he dedicado un poema tan duro a París en mi última entrada, cuando se supone que he sido una persona muy afortunada al haberme sido adjudicado este destino; cuando se supone que París es una ciudad magnífica, llena de rincones preciosos para descubrir y otras tantas afirmaciones de este tipo. Hoy, tras mucho tiempo pensándolo, he decidido publicar esta entrada, en la que desahogaré todo lo que he vivido, pues para mí escribir tiene un efecto catártico y me reconforta una vez he acabado de contar con detalle lo que sucede a mi alrededor.

sábado, 2 de junio de 2018

París

De exuberante belleza eres,
al mundo a tus pies tienes.
Como una estrella brillas;
tanto,
que hasta al más indiferente encandilas.

Todos se mueren por acompañarte:
te desean, te aclaman,
y tú, creyéndote obra de arte,
les restriegas tu fama.
Eres, ante todo,
una diosa muy poderosa.

Sin embargo, tienes también tu lado oscuro,
ese que guardas en lo más profundo,
y que, solo unos pocos, pueden ver.
Y es que muchas veces,
lo bello radica tan solo en su apariencia:
es innegable que seas físicamente hermosa,
pero discutible que seas amorosa.

"Siempre nos quedará París",
suspiran quienes se han olvidado de sus orígenes.
"París es la ciudad del amor",
reza el tópico habitual.
Sí, todo ello paladeado es muy bonito;
pero ¿qué es lo que se encuentra
tras la Torre Eiffel, los Campos Elíseos,
Notre-Dame y el Sena?
¿Qué se oculta en el Trocadero,
en Montmartre y en Montparnasse,
en las Tullerías y en Concordia?

Tras un telón de elegancia y encanto,
se vislumbran tenebrosas sensaciones:
personas que muestran indiferencia
ante lo propio y lo ajeno;
personas de porcelana, intocables,
que te apuñalan despiadadamente
y dejan desangrarte hasta la muerte.
París esconde e inspira violencia en sus rincones,
pero también desprende un olor a maldad y falsedad.

Y es que París es una belleza delicada,
pero también hipócrita, engañosa.

domingo, 1 de abril de 2018

Riesgos

Que
Ilustración: Sara Herranz
tiemblen
los muelles de nuestra cama.

Que
sigamos
bailando
como si no hubiera un mañana.

Que
los miedos
desaparezcan
mientras lo hacemos bajo las sábanas.

Que
los temores
se evaporen
con las sonrisas y el sudor.

Que
el amor
venza
el sufrimiento y el dolor.

Ilustraciones: Sara Herranz
La vida supone riesgos
que todo ser
ha de correr.
Nadie está exento de ellos.
Por eso
(y ante la duda)
luchar
frente a sumirse
en el arrepentimiento.

lunes, 26 de febrero de 2018

Partida

El dolor, la tristeza,
los celos, la ira,
consumen lentamente
lo que pudo haber sido,
pero que, en realidad, jamás había sucedido. 


Todos ellos se debaten por aflorar 
y hacer romper, en mil pedazos, un corazón
ya abatido por los años,
los roces y los daños;
por hacerlo explotar
para así liberarse de la gran desazón:
la partida. 

"¿Por qué ya no existen 
amores de por vida
que hagan creer y soñar
con esa posibilidad?
¿Acaso no es factible?
¿Acaso es tan complicado?",
piensa el corazón, triste y desdichado, 
rebuscando, entre las piezas quebradas,
la felicidad. 

Como decía el gran Neruda:
"¿Por qué es tan corto el amor
y tan largo el olvido?"
Y he aquí mis grandes dudas:
¿Por qué todos los finales
culminan en tristeza
y no en alegría y entereza?
¿Por qué la partida
se ha vuelto pandemia?
Y, sobre todo, 
¿por qué, cuando la veo en alguien reflejada,
me duele tanto el alma 
que me apropio de su sentir? 
Qué maravilloso, pero qué difícil, 
es vivir. 

Hay tantas preguntas sin respuesta
en esta vida tan dulce y funesta...
Así es el oficio de la partida:
desmadejar rápida y misteriosamente, 
para luego recomponer dolorosa y lentamente.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Y, mientras tanto, miro las modas pasar

 Probablemente muchas personas, conociéndome en mayor o en menor grado, consideren que yo sea alguien aburrido; y es que seguir las modas está a la orden del día. Yo, personalmente, soy muy selectiva a la hora de seguir una tendencia u otra, fundamental y naturalmente por respeto y amor a mí misma.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Mi manera de vivir

 Una de las facetas buenas de la sociedad es la variedad que presenta: todos los que la componemos, afortunadamente, somos diferentes. Hace unos años no podría decir lo mismo con total seguridad, pero, a medida que voy viviendo más experiencias en este maravilloso regalo que es la vida, puedo afirmarlo con mayor convicción: es genial que todos seamos distintos.