viernes, 14 de septiembre de 2012

Sonríe: sólo se vive una vez

Sólo se vive una vez. Una vez llena de buenos y malos momentos, de sonrisas y lágrimas. No todo es un mundo de sonrisas y un mundo de lágrimas. Este mundo tiene ambas cosas.




El pasado es un tiempo determinado que ha transcurrido. Olvidémonos de él, dejémoslo marchar a su ciudad de origen: los recuerdos. Un lugar en el que nunca volveremos a entrar, pero en el que rememoraremos los buenos momentos que hemos vivido. No merece la pena no soltarlo, ya que nos impide ver el presente de forma clara.

"Ni toda la vida es comedia, ni es tragedia. En la vida hay ambas cosas." 

Los buenos momentos nos sirven para rememorarlos una y otra vez, siempre que deseemos. Pero tampoco hay que estar todo el tiempo detrás de ellos: el presente y el futuro pueden ser buenos si vivimos la vida con alegría y optimismo.

Los malos sirven para aprender a sobrevivir en esta vida, en este universo que prácticamente vamos conociendo a través de éstos y los buenos momentos. Olvidémonos de los chascos que hayamos llevado, y de las desgracias que hayamos sufrido. No suframos. Sonriamos y sintámonos orgullosos de cada acierto personal que consigamos. Lo malo ya ha pasado, y, si vivimos la vida con tristeza y pesimismo, nos ocurrirá todo lo contrario a si vivimos la vida con alegría y optimismo.

Asimismo, deshagámonos también de las ideas negativas que se nos pasen por nuestras cabezas. Si nos paramos a pensar que algo nos saldrá mal por falta de seguridad en nosotros mismos, terminará por suceder. Pensemos en positivo y riámonos de los chascos o desgracias que hayamos pasado con una sonrisa.

Sonríe: sólo se vive una vez, y la vida es corta para pasar el rato sumiéndonos en la tristeza y en los recuerdos del pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis hacer un comentario para sugerir, compartir vuestros puntos de vista... vuestra opinión es bienvenida, pero bajo las siguientes condiciones:

-No está permitido escribir comentarios ofensivos, discriminatorios, que inciten al odio o al daño físico o moral. Asimismo, no está permitido escribir comentarios que aludan a cuestiones personales (sexo, raza, religión...).
-No están permitidos los comentarios obscenos, homófobos, xenófobos, racistas o sexistas, así como comentar bajo un pseudónimo que tenga cualquiera de estos significados.
-No están permitidos los comentarios con contenidos de spam.
-No está permitido escribir bromas de mal gusto ni descalificaciones hacia cualquier usuario o hacia el autor del blog.
-En las reseñas de libros, aquellos comentarios cuyo contenido destripe su trama también serán suprimidos.
-Respeta las opiniones de todos los usuarios que comenten. Piensa bien antes de escribir lo que quieras publicar, y ten en cuenta que eres responsable de lo que escribes y envías.
-Recuerda la regla de oro: "No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti".

Los comentarios están sujetos a una moderación previa. Si no cumplen con estas condiciones, serán directamente eliminados.