jueves, 18 de octubre de 2012

Los días tristes de la vida te hacen más fuerte

Los días tristes, en cierto sentido, no son tan tristes. Si los ves desde su lado positivo, piensa que te sirven de algo para hacerte más fuerte, para sobrevivir mejor a determinadas situaciones de la vida.

No te permitas la desgracia de sufrir, de caer en una depresión. Todo aquello que tuvo que ocurrir ya ha sucedido, no hay vuelta atrás, no está permitido retroceder en el tiempo.




"El destino es una persona caprichosa, manipuladora, impulsiva, y que siempre, de un modo u otro, consigue lo que quiere."

"Caer está permitido. Levantarse es obligatorio-Proverbio ruso."



Si alguna persona te hace algo en un momento puntual, ignóralo, mira hacia otro lado. Le harás saber que no te importa lo que haga, diga o piense de ti. Por una tontería no debes hundirte. Todo lo contrario: debes defender tu dignidad y derechos como persona. Si no lo haces, seguirán molestándote y les darás la razón, ya que, lo que quiere la gente así, es que les hagas caso, estés triste y de mal humor. Eso supone una pérdida de tiempo y energía que es conveniente gastar para realizar otras acciones más importantes de nuestra vida cotidiana.

No estés triste por nada: anímate y recuerda lo mucho que vales, las cosas buenas que tienes. El valor de cada persona es único y exclusivo, personal e intransferible. Ríete de algún chiste, o, mejor aún, ríete de lo que te ha hecho sufrir, porque ya no podrá detenerte de nuevo.

Sigue tu camino a tu ritmo, que nada o nadie te detenga o calle tu verdad. Porque, como el resto de las personas, tienes derecho a vivir en paz y a expresarte libremente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis hacer un comentario para sugerir, compartir vuestros puntos de vista... vuestra opinión es bienvenida, pero bajo las siguientes condiciones:

-No está permitido escribir comentarios ofensivos, discriminatorios, que inciten al odio o al daño físico o moral. Asimismo, no está permitido escribir comentarios que aludan a cuestiones personales (sexo, raza, religión...).
-No están permitidos los comentarios obscenos, homófobos, xenófobos, racistas o sexistas, así como comentar bajo un pseudónimo que tenga cualquiera de estos significados.
-No están permitidos los comentarios con contenidos de spam.
-No está permitido escribir bromas de mal gusto ni descalificaciones hacia cualquier usuario o hacia el autor del blog.
-En las reseñas de libros, aquellos comentarios cuyo contenido destripe su trama también serán suprimidos.
-Respeta las opiniones de todos los usuarios que comenten. Piensa bien antes de escribir lo que quieras publicar, y ten en cuenta que eres responsable de lo que escribes y envías.
-Recuerda la regla de oro: "No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti".

Los comentarios están sujetos a una moderación previa. Si no cumplen con estas condiciones, serán directamente eliminados.