viernes, 11 de enero de 2013

Un dulce amanecer

Laura despertó cuando los primeros rayos solares filtraron en su habitación. Supuso que aquel nuevo día sería bueno, inolvidable. La tormenta nocturna ya había amainado: los nubarrones se habían desvanecido, así como los fuertes rayos y la lluvia, cuyos grandes lagos se habían convertido en pequeños charquitos. Y es que el dulce amanecer la reanimaba, le devolvía las ganas de vivir, le hacía olvidar los malos tragos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis hacer un comentario para sugerir, compartir vuestros puntos de vista... vuestra opinión es bienvenida, pero bajo las siguientes condiciones:

-No está permitido escribir comentarios ofensivos, discriminatorios, que inciten al odio o al daño físico o moral. Asimismo, no está permitido escribir comentarios que aludan a cuestiones personales (sexo, raza, religión...).
-No están permitidos los comentarios obscenos, homófobos, xenófobos, racistas o sexistas, así como comentar bajo un pseudónimo que tenga cualquiera de estos significados.
-No están permitidos los comentarios con contenidos de spam.
-No está permitido escribir bromas de mal gusto ni descalificaciones hacia cualquier usuario o hacia el autor del blog.
-En las reseñas de libros, aquellos comentarios cuyo contenido destripe su trama también serán suprimidos.
-Respeta las opiniones de todos los usuarios que comenten. Piensa bien antes de escribir lo que quieras publicar, y ten en cuenta que eres responsable de lo que escribes y envías.
-Recuerda la regla de oro: "No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti".

Los comentarios están sujetos a una moderación previa. Si no cumplen con estas condiciones, serán directamente eliminados.