sábado, 28 de marzo de 2015

"Casa de muñecas" (Henrik Ibsen)


Nunca he sido muy aficionada a leer obras de teatro, de hecho prefiero verlo representado. Sin embargo, he de reconocer que me han gustado las obras que he leído a lo largo de mi vida. Hoy os voy a hablar de una de ellas, que me ha gustado mucho, y la cual os recomiendo leer porque su trama y forma textual atrapan al lector.



Casa de muñecas es una obra de teatro escrita por el autor noruego Henrik Ibsen (1828-1906), en el que trata el tema de la mentira vital. 

Nora Helmer vive aparentemente feliz con su esposo Torvaldo, un abogado que dirige un Banco de Acciones, y sus tres hijos. Su amiga de infancia Cristina Linde, una mujer viuda que viene a la ciudad en busca de un empleo con el que subsistir, hace una visita a la familia: Nora le cuenta la hazaña que ha realizado para salvar a su marido, que padecía de una enfermedad, mientras que su padre se hallaba moribundo. Krogstad, el procurador, sabía de la artimaña de Nora, ya que ella le había pedido un préstamo falsificando la firma de su padre. El procurador amenaza a Nora con revelarle a su marido toda la verdad, a no ser que trate de convencerlo para devolverle su empleo.
Torvaldo, a petición de Nora, consigue un trabajo para Cristina en el Banco de Acciones. Sin embargo, declina la insistencia de Nora en devolverle el puesto a Krogstad. Éste, al ver que su petición ha sido denegada, deja una carta en el buzón de los Helmer, en la que explica los hechos que ocurrieron realmente.
Cristina, ante la agravación de la situación que Nora va experimentando, habla con Krogstad, quien había sido su pareja, y le declara su amor. Krogstad se siente muy feliz, pero también está arrepentido de su decisión precipitada: intenta recuperar la carta, aún sin abrir, pero Cristina le convence de no hacerlo, porque cree que su amiga y su marido no pueden seguir ocultándose detalles el uno al otro. Cuando Torvaldo descubre la verdad, siente un rechazo hacia Nora, a quien considera como una hipócrita, sin sentido moral alguno. Nora descubre entonces que toda la vida ha sido una “muñeca” para su padre y para su marido, y sus sentimientos hacia él se transforman en sentimientos negativos, llegando a la conclusión de que jamás pudo ser ella misma.

Casa de muñecas me ha parecido una obra interesante y muy avanzada para la época, ya que el modelo de sociedad que muestra es muy diferente al actual: el tema central de la obra es la mentira vital de una mujer joven a la que le ha tocado vivir en una época en la que las mujeres carecían de independencia personal, por lo que dependían de su padre o su marido. Nora es una mujer valiente, que sabe tomar decisiones por ella misma con aplomo y determinación, y representa la independencia de la mujer frente a la función a la que estaban destinadas las mujeres de la sociedad de su tiempo, la sociedad de finales del siglo XIX. La trama me ha resultado muy interesante y muy bien elaborada, y los personajes, según avanza la acción, van revelándose ellos mismos, descubriendo quiénes son realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis hacer un comentario para sugerir, compartir vuestros puntos de vista... vuestra opinión es bienvenida, pero bajo las siguientes condiciones:

-No está permitido escribir comentarios ofensivos, discriminatorios, que inciten al odio o al daño físico o moral. Asimismo, no está permitido escribir comentarios que aludan a cuestiones personales (sexo, raza, religión...).
-No están permitidos los comentarios obscenos, homófobos, xenófobos, racistas o sexistas, así como comentar bajo un pseudónimo que tenga cualquiera de estos significados.
-No están permitidos los comentarios con contenidos de spam.
-No está permitido escribir bromas de mal gusto ni descalificaciones hacia cualquier usuario o hacia el autor del blog.
-En las reseñas de libros, aquellos comentarios cuyo contenido destripe su trama también serán suprimidos.
-Respeta las opiniones de todos los usuarios que comenten. Piensa bien antes de escribir lo que quieras publicar, y ten en cuenta que eres responsable de lo que escribes y envías.
-Recuerda la regla de oro: "No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan a ti".

Los comentarios están sujetos a una moderación previa. Si no cumplen con estas condiciones, serán directamente eliminados.